jueves, 16 de febrero de 2017

Navarra más lugares inolvidables

Desde Olite no hay que dejar de ir a Ujué



Ha pasado tiempo,  pero no puedo olvidar el bello emplazamiento de este pueblo, cuando te acercas a él, 



y el susto de entrar con coche por sus estrechas calles hasta que llegas al "centro de la villa", y lo dejas en una pequeña placita y empiezas la "ascensción" hasta su iglesia-fortaleza  que es toda una pasada, por su ubicación y por su paulatino descubrimiento a través de escaleras, arcos, murallas, pasadizos... y rodeada de un claustro-mirador  de grandes perspectivas, que uno no sabe donde mirar...



 Me dejó también muy buen recuerdo la limpieza del pueblo y los buenos lugares para comer sin desentonar del entorno... pero lo mejor de todo es que es un pueblo que ha sabido revivir de sus cenizas pues, como luego leí en el imprescindible libro que oportunamente me compré, fue un pueblo muy castigado por sus duras y aisladas  condiciones geográficas que no le evitaban, en cambio, los duros impuestos reales que a todos los sitios llegaban...

Santa María la Real de Uxué, h. 1190, y cubierta de plata en la segunda mitad del XIV
   Pero un buen día una paloma descubrió, a un pastorcillo, una pequeña imagen de la virgen oculta en la oquedad de una gran roca... y allí levantaron el templo que ahora vemos y eso les puso en el camino de la recuperación de su propia autoestima y como consecuencia de la permanencia del pueblo, que dicen tomó su nombre del de Uxoa, que quiere decir "Paloma". 

De "Rutas con encanto" EL País 1999. Navarra medieval


Santa María de Eunate 
 
 Una enorme sorpresa en medio de la nada... una pequeña y solitaria iglesia, de planta octogonal, construída en el siglo XII que emociona... Situada a dos kilómetros del pueblo de Muruzábal, en la comarca de Puente la Reina (a 26 km. de Pamplona a cuya merindad pertenece) y cerca del Camino de Santiago que procede de Somport.

El ábside de cinco lados y el lucernario al que se asciende por una escalera de caracol y en el cual al parecer se encendia una antorgcha, a modo de faro, para guiar en la noche a los peregrinos

Un oportuno cartel nos cuenta que:

 

La ermita de Santa María de Eunate, se encuentra discretamente apartada de la ruta jacobea, identificada como iglesia de Templarios, hospital sanjuanista o iglesia cementerial a cuya sombra recibían piadosa sepultura los peregrinos muertos en el Camino. Sin apoyo documental, su origen pudo ser durante el reinado de Sancho VI el Sabio de Navarra (1150-1194). Su estructura es de planta octogonal, cuyo abside sustituye el octavo lado y cuya bóveda sostienen ocho nervios cuadrangulares que confluyen en el centro sin clave común, El centro de la cubierta lo ocupa una espadaña. Su singularidad, misterio y belleza la hacen merecedora de un alto en el Camino.
Cuatro son los itinerarios que conducen hacía Santiago y que en Puente La Reina confluyen en uno solo". Aymeric Picaud, Codex Calistinus, siglo XII
 En el siglo XI Doña Mayor de Navarra mandó construir, o quizá reconstruir el puente sobre el río Arga para facilitar el tránsito de peregrinos.  Desde entonces Gares se conoce como "Ponte de Arga" o "Ponte Regina".
Puente La Reina/Gares, debe su existencia al paso de peregrinos; hay noticias de pobladores francos desde 1090. Su calle principal coincide con la Ruta Jacobea.


Cuando la visitamos, un letrero clavado en su puerta de acceso (no parece la mejor forma) hacía a los visitantes unas bellas recomendaciones:

 Estas piedras fueron puestas para el silencio,
este espacio es para la reflexión,
este lugar es para la oración.
No sólo abras los ojos como un turista,
o todos los sentidos como un peregrino,
abre el corazón como hombre o mujer que busca.
Entra con cuidado y respeto,
entre estas piedras están recogidos muchos siglos,
muchos silencios,
muchas oraciones.




Todo el conjunto está abrazado, como hemos visto en las fotografias, por una arqueria, también de ocho tramos, que la distingue de cualquier otra iglesia y que se piensa (no hay apenas documentación) que se construyó con motivos procesionales.

 
Su construcción es de cuidada sillería y son muy armónicas todas sus decoraciones


Su interior, que vimos en semipenumbra, es bello e íntimo, con un ábside semicircular que, como hemos visto es pentagonal en su exterior.



Su tranquila soledad sólo se ve alterada cuando se celebra la fiesta grande de la Cofradia de Nuestra Señora de Eunate, el último sábado de mayo. La Cofradía se cree funcionó desde los orígenes, pero sólo hay documentación desde el siglo XV, se extinguió a principios del XIX y ha vuelto a establecerse en los años noventa del pasado siglo.


Iglesia del Santo Sepulcro en Torres del Rio

La villa de Torres del Rio está situada en la merindad de Estella. Su término municipal es de unos 12 km. a ambos lados del rio Linares. La iglesia del Santo Sepulcro se encuentra pues en el Camino de Santiago, pero pese a esta privilegiada situación y a su belleza, pasó durante siglos bastante desapercibida y son pocas y escuetas las referencias que se habían hecho de ella

 Fotografia obtenida del libro "Torres del Río. Iglesia del Santo Sepulcro" de Javier Martínez de Aguirre y Leopoldo Gil Cornet, nº 34 de la Colección Penorama. Editado por el Gobierno de Navarra en 2004. Fotografia de Larrión/Pimoulier.

 Empezó a ser valorada a partir del paso, por el Camino de Santiago, de la hispanista americana Georgiana Goddard King, que visita la iglesia y queda muy sorprendida pues no tenía referencias de ella...La estudia detenidamente y la incluye, en 1918 y 1920, en dos de sus obras, con lo cual empezó a ser más conocida por los expertos y a ser analizada y estudiada por muchos especialistas. Ella vinculó su construcción a la Orden del Santo Sepulcro (llamados en su origen sepultristas) una de las cinco que se instituyeron en los Santos Lugares, junto a las del Temple, San Juan de Jerusalén, Los Caballeros Teutónicos y los Lazaristas. 


La presencia sobre la puerta de acceso de esta cruz patriarcal de doble traviesa, que era uno de los distintivos que llevaban estos Caballeros sobre el pecho, fue uno de los datos que guió sus investigaciones.

Hasta ese momento había un corriente que afirmaba que todas las iglesias medievales de planta circular o poligonal  (como la de Eunate) eran imitaciones del Santo Sepulcro de Jerusalén realizadas por la Orden Templaria. Estudios posteriores sobre la arquitectura empleada por dicha orden militar desmontaron esta idea y avalaron la de Goddard King.
En 1991 Nikolas Jaspert confirmó la pertenencia de esta iglesia, en  sus primeros tiempos, a la orden canonical sepulcrista.

La magnifica y característica bóveda. Fotografía obtenida del ya citado libro
Durante la Alta Edad Media la cruz, símbolo por excelencia de la fe cristiana, fue presentada de muy distintas maneras. La longitud y remates de sus brazos, el número y ubicación de los travesaños, la presencia o no del Crucificado, la incor-
poración o no de gemas, la forma y color de la madera, etc., 






El altar mayor lo preside únicamente esta emocionada talla de mediano tamaño (98 cm.), Clara Fernández-Ladreda lo ha estudiado de manera monográfica  y dice (pag. 84) 
Típico ejemplar románico: semidesnudo - cubierto tan sólo por el paño de la pureza - barbado, conservando aún la corona -simbolo de su triunfo sobre la muerte- pero ya muerto, con la cabeza doblada sobre el hombro derecho, los ojos cerrados, los hombros ligeramente flexionados y un cuerpo que ha perdido parte de su rigidez (...) Los clavos independientes para cada pie, que se apoyan sobre el supedáneo, el esmero con que está trabajado el toráx y el paño de pureza (con nudo sobre el costado derecho y borde inferior diagonal, nos habla de un escultor de calidad. Los adornos florenzados de la cruz resultan normales en esas fechas (...) A esta talla le convendría una datación sobre la tercera década del XIII.

La iglesia tiene multitud de detalles que merecen una detenida contemplación. Por ejemplo, está ménsula del norte del ábside representa la cabeza de una gran fiera que, entre sus puntiagudos dientes, sostiene sostiene a un perro sin cabeza. Conserva restos de policromía y recuerda a algunas de la catedral de Salamanca que soportan figuras erguidas en los arranques de las bóvedas (pág. 68)

Nota. Además del libro ya citado, es muy interesante, para profundizar más en el tema, entrar en este enlace   sobre "La Santa Cruz y el Santo Sepulcro: formas y espacios románicos" de Javier Martínez de Aguirre. Universidad Complutense de Madrid.


El Roncal
 
Y termino con una sola imagen, la del impresionante mausoleo que Benlliure realizó para cobijar los restos de Gayarre en el Roncal, ... y como en tantas ocasiones, una imagen vale más que mil palabras...


Pero para quien prefiera profundizar más en esta maravilla
recomiendo entrar en este enlace 

 Espero/deseo poder regresar a Navarra y volver a visitar tantas cosas que me resultaron inolvidables y otras que no llegué a conocer. 


 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

lunes, 13 de febrero de 2017

Navarra lugares inolvidables

Navarra es una Comunidad Foral Autónoma de pequeño tamaño, pero de muy grande historia y enorme belleza en sus paisajes, tan variados, y en sus monumentos artísticos Parece que su nombre deriva del vocablo "naba" que significaba "tierra llana rodeado de montañas". El norte es montañoso dominado por los Pirineos y el sur (más extenso) por las llanuras aluviales del valle del Ebro.

Parque Natural de las Bardenas Reales

Monumento natural de Castildetierra
y como ejemplo tenemos las esteparias Bardenas Reales que se extiende por el sureste de Navarra y tres localidades aragonesas,  declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.  Un alucinante paisaje.

 

 Camino de Santiago, Roncesvalles

Su estratégica situación convirtió a Navarra en paso obligado (junto con Somport en Aragón, que luego ambos caminos  se unian en el navarro pueblo de Puente la Reina y se hacían uno) para los miles de peregrinos europeos que se dirigian a Santiago de Compostela, buscando el perdón por sus pecados, desde que, a mediados del s. IX, se conoció que allí habia aparecido milagrosamente el cuerpo del apóstol.




Y entraban en España por Roncesvalles, Así se mezcló la religiosidad con la leyenda...pues por allí aún resonaba el eco del "olifante" con qué Roldán llamó, ya demasiado tarde, a su tio Carlomagno para que viniera en su ayuda en el 778...


















Ahora me han dicho que hay un grupo escultórico de Roldán caído junto a su caballo, para hacer más visible la historia narrada en Francia en la inmortal,  La Chanson de Roland, el más antiguo de los cantares de gesta románticos, de finales del siglo XI o inicios del siglo XII, donde se narra (tres siglos después de los hechos) la derrota del ejército franco en la batalla de Roncesvalles, el año 778, a mano de los vascones, habitantes de la zona...y que en el Cantar se convirtieron en sarracenos, los enemigos de aquel momento.

El citado monumento al parecer está situado muy cerca de esta pequeña iglesia dedicada precisamente a Santiago, de estilo gótico primitivo realizado en el siglo XIII y que fue iglesia parroquial hasta el siglo XVIII. Pero la joya de Roncesvalles, además de su leyenda y su paisaje, es la Real Colegiata de Nuestra Señora de Roncesvalles


Al ser paso de peregrinos se construyó en la zona, en 1127, un monasterio-hospital y una iglesia, pero siendo el lugar elegido (el alto de Ibañeta) demasiado expuesto a las temperaturas extremas que allí se registraban, se trasladó a este lugar algo más resguardado donde los reyes de Navarra García V Ramirez (1134-1150) y Sancho VI el Sabio (1150-1194) edificaron un complejo que sirviera de refugio y apoyo a los peregrinos. Más tarde,  bajo el reinado de Sancho VII el Fuerte (al parecer era un gigante de 2,25 de altura y herculea fuerza) se levanesta Colegiata, de planta basilical,  consagrada en el año 1219.  


 Este pequeño y severo claustro de la Colegiata sustituyó a otro anterior que en el año 1600 fue hundido por la nieve y que, al parecer, era muy diferente pues era comparable al de la catedral de Pamplona

Claustro gótico de la catedral de Pamplona que sustituyó hacia 1280 al anterior románico de aprox. 1110
 El Palacio Real de Olite



Otro de los lugares diferentes e inolvidables que visité hace años en Navarra, es el Palacio Real de Olite, que no se parece a ningún otro...

Panorámica del Palacio en  " Rutas con encanto" que publicó el País en 1999
Desde la parte nueva el castillo antiguo, convertido hoy en Parador Nacional


En un principio, cuando fue construído en los siglos XIII-XIV tenía carácter cortesano pero sobre todo militar, pero a finales del XIV subió al trono Carlos III "el Noble"
(1387-1425)  y decidió ampliarlo, para convertirlo en el Palacio de los Reyes de Navarra, y olvidando el rigor de edificios similares, creó algo diferente, dinámico y estimulante.

 

Una gran parte la dedicó a jardines, incluso colgantes y en ellos se cultivaba todo tipo de plantas con un complejo y novedoso sistema de riego.

Esta es la famosa morera de Olite, de 9 m. de altura y 1,22 m. de diámetro de base, que fue declarada Monumento Natural de Navarra en 1991, y que da nombre a uno de los patios del Palacio.

  y también habia un pequeño parque zoológico. Y aún podemos contemplar la tapa con forma de huevo que cubre un pozo del hielo de unos ocho metros de profundidad. La admiración que todo ello producía la resumen las palabras que, un viajero alemán del s. XV, escribió en su diario (que todavía hoy se conserva en el British Museum de Londres)
Estoy seguro de que no hay rey que tenga palacio ni castillo más hermoso, de más habitaciones doradas...no se puede imaginar cuán magnífico y suntuoso es dicho Palacio 
Entrada a la Iglesia de Santa María


 Pero desgraciadamente no le duró mucho este esplendor, las guerras que asolaron Navarra desde mediados del s. XV fueron sucesivamente sumiéndole en la ruina y el abandono y su remate fue el incendio que durante la Guerra de la Independencia, en 1813, provocó el general Espoz y Mina para evitar que las tropas francesas se hicieran fuertes en el castillo.

Tanta belleza arruinada impresionó vivamente a Gustavo Adolfo Bécquer, que lo reflejó en El castillo Real de Olite.  Notas de un viaje por Navarra, publicada en el Museo Universal el 11 de marzo de 1866,  y dice que:
 “Para el soñador, para el poeta, suponen poco los estragos del tiempo; lo que esta caído lo levanta; lo que no se ve lo adivina; lo que ha muerto, lo saca del sepulcro y le manda que ande, como Cristo a Lázaro”. 
 También ese mismo año y en el mismo medio Bécquer escribió una bella recreación de Roncesvalles 

La restauración llevada a cabo por la Diputación Foral de Navarra bajo la competencia de los arquitectos José y Javier Yárnoz Larrosa, en el pasado siglo XX,  ha permitido poder visitar y disfrutar de este lugar que es diferente a cualquier otro..  

El Palacio Real de Olite es escenario único, desde finales de julio a primeros de agosto, de su Festival de Teatro Clásico, 

Seguiremos en breve hablando de otros bellos lugares que Navarra nos ofrece. 

 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

viernes, 27 de enero de 2017

Talavera de la Reina y Juan Ruiz de Luna




Hace unos años, concretamente en 2008, visité varias veces Talavera de la Reina y me pareció una ciudad muy interesante y digna de ser más conocida, pero en mi última visita, la pasada semana, me ha gustado aún más y la he conocido más a fondo gracias a Elena, una guia local que con gran profesionalidad y entusiasmo nos guió, no sólo por sus calles, sino por su historia antigua y por su situación actual, por las muchas cosas conseguidas, y por las que se han perdido, por los proyectos y las aspiraciones... 

Museo Ruiz de Luna

Y entre estas últimas hay una muy ilusionante, que es conseguir de la UNESCO la declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la cerámica de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo, para lo cual ya han dado el primer paso al recibir la mención de Bien de Interés Cultural (BIC), en su categoría de inmaterial, por parte del Gobierno regional, según hemos podido leer en un artículo de La Voz del Tajo firmado por Javier Fernández el 3 de julio de 2015.


Así que casi lo primero que nos paramos a contemplar, junto al Museo Etnográfico (antiguo lagar del Monasterio de Santa Catalina)  situado frente al rio, 


El Monasterio de Santa Catalina, ocupada en un principio por monjes jerónimos, con una bella iglesia dedicada a san Jerónimo titular de la orden. Hoy el conjunto se conoce también como San Prudencio, debido a que alberga una institución con el nombre del santo patrono de Vitoria, pues de allí era el mecenas, don Jacinto Aguirre, que la promovió para refugio de niños pobres en recuerdo de su querido hijo que aquí murió siendo muy niño.

 es el gran mural  de 17 m. de largo, por 3 de ancho, titulado  'A los pescadores artesanales del Tajo y el propio río como fuente de vida',  inaugurado en 2015.





  Compuesto por 1275 azulejos que, en cinco círculos, que enmarcan los ojos del Puente, representan cinco escenas con pescadores talaveranos que durante muchos años vivieron de la pesca, en la cercana orilla del rio, de las especies autóctonas de la zona: el barbo, la boga, la carpa y la trucha y que también aparecen representadas.






El autor es el ceramista Antonio García Cerro, como podemos ver en su firma

Y en el mismo periódico hemos leído que la Asociación de Vecinos 'San Jerónimo' quiere seguir promocionando más murales similares en la ciudad, entre ellos uno dedicado a la fiesta de las Mondas,  para demostrar al mundo la gran belleza de su arte.



En noticias recientes se anuncia que Talavera estrenará, en este año 2017, la presidencia de la Asociación Española de Ciudades de la Cerámica (AECC), que logicamente va a servir para promocionar y reforzar la declaración de la cerámica artística de Talavera y El Puente del Arzobispo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO.


 Este mural promovido por la AVV "San Jerónimo" es un homenaje al Tajo "como fuente de vida" y a los pescadores que hasta finales del siglo XX vivieron gracias a los peces del río. En recuerdo de familias como: Los Gorrillas, Carboneros, Cristos, Cebollanos, Morenos, Palancarejos, Rendos...y generaciones de pescadores de cañas y otras artes de pesca. Talavera. Primavera de 2015.

 
Origen de la cerámica

Leemos en un interesante libro dedicado al azulejo en el comercio madrileño (editado por la Cámara de Comercio e Industria de Madrid en 1989), en la introducción histórica de Natacha Seseña, que:
La idea de combinar azulejos vidriados con ladrillo u otro elemento de fábrica arquitectónica se remonta en España al siglo XII. Gracias a la influencia islámica, España se benefició de una norma que la enriqueció, de manera distintiva, desde el punto de vista de la arquitectura en particular y de la cultura en general. Se aplicará la cerámica a la arquitectura, ya sea en solerías, aforros de paredes o techos, o en la propia fachada. Esa costumbre es cosa que sucede primero entre los árabes del norte de África, porque la ausencia de mármoles y de otras piedras les llevaron a pensar en esta solución suntuaria y práctica a la vez. Barro vidriado es lo que significa azulejo en árabe. La costumbre, como en casi todos los capítulos de la cerámica medieval, irradia desde España al resto de Europa (...) En los alfares de Málaga y en el taller real de la dinastia nazarí de Granada se labraron algunas de las piezas más bellas de las artes suntuarias de Europa, como el gran azulejo de "Fortuny" del Instituto deValencia de Don Juan en Madrid. (...)
La cerámica talaverana 

Su momento de esplendor  llegó con el encargo que les hizo Felipe II de toda la azulejería del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

El refectorio de los frailes jerónimos en el Monasterio
 


 Y así pudo decir Lope de Vega en el siglo XVII, al hablar de las lozas de Talavera, que Son limpias y cuestan poco.

Pero a esta época de esplendor de Talavera de la Reina siguieron otras en las que casi desapareció estactividad, que sólo se revitalizó cuando providencialmente apareció Juan Ruiz de Luna, nacido en el pueblo toledano de Noez en el año 1863, y que llegó a Talavera cuando tenía 20 años, como decorador y con una gran afición a la fotografía. 

Juan Ruiz de Luna en su Museo


Así descubrió el gran potencial que Talavera tenía acumulado con relación a su famosa cerámica y se volcó en su estudio para lograr su recuperación y devolver el esplendor y la fama de la que había gozado.  Su espíritu empresarial le condujo a crear, en 1908  la empresa “Ruiz de Luna Guijo y Cía. Decoradores cerámicos Talavera de la Reina”.


Respecto a Enrique Guijo es fundamental conocer su trayectoria y el papel tan importante que jugó como Director artístico, y que podremos comprobar pinchando aquí

Esta es la puerta de la primitiva Fábrica que se encontraba en la calle Adalid Meneses con salida a la Plaza del Pan, desde 1914, y donde además de todo lo relacionado con la Fábrica estuvo el Museo y una Escuela para enseñar el oficio. 
  
Talleres de la Fábrica de los Ruiz de Luna. Del Archivo Ruiz de Luna, en el libro de "El azulejo en el comercio de Madrid"

Una de las obras más notables de Ruiz de Luna, en 1917, es este retablo de 6 m. de alto, inspirado en un monumento funerario del XVI, dedicado a Santiago, y por el que le fue concedido el Diploma de Honor de la Exposición Nacional de Artes Decorativas celebrado en Madrid en 1920.





Ese mismo año es nombrado "Hijo adoptivo" de Talavera de la Reina y en 1923 forma parte de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, y en 1925 Alfonso XIII le nombró Caballero de la Orden Civil de Alfonso XII. También se le concedió la Cruz de Alfonso X y la Medalla al Trabajo en 1944. 
  En 1943 se publica su Historia de la Cerámica de Talavera publicada por la Editora Nacional, obra realizada en colaboración con el Rvdo padre D. Diodoro Vaca Gonzalez.

 Murió en Talavera el 25 de septiembre de 1945, dejando todo en mano de tres de sus hijos que continuaron dignamente su trayectoria durante 16 años.
 
Esta es otra pieza notable del Museo, procedente del cercano pueblo de Velada. El llamado "Peinador del Palacio de Velada" en el Palacio de los Duques de Altamira y marqueses de Velada, en el cual la cerámica cubria techo, suelo y paredes, en una pequeña estancia pensada para aislarse y meditar. En este Palacio y en el de Arenas de San Pedro  pasaron largas temporadas Don Luis de Borbón y su esposa Maria Teresa de Vallabriga y aquí nació la Condesa de Chinchón.
  Llegó al Museo en 1972

Fue el propio Ruiz de Luna el que inició este Museo, pues él mismo se había dedicado a coleccionar cuantas piezas de cerámica y loza antiguas encontraba, con lo cual este lugar es una gran exhibición de la más bella cerámica en todas sus manifestaciones.


 Actualmente se encuentra en el antiguo Convento e Iglesia de San Agustín el Viejo que data de 1620, y que fue construída según las trazas de Fray Lorenzo de San Nicolás, autor de "Arte y uso de la arquitectura". Desde 1788 el convento fue abandonado por los frailes y pasó a distintos usos, hasta que desde 1977 ha pasado a ser el digno marco de la gran colección particular del gran ceramista, con valiosas piezas de la alfareria toledana, desde los siglos XVI al XVII del esplendor, al de su "resurrección" a finales del XIX.

 Pero la cerámica inunda todo en Talavera... desde el precioso Kiosko de la Música



a la asombrosa Basílica de Nuestra Señora del Prado



 De la cual hablaremos más detalladamente otro día.

 Y no puedo resistirme a recomendar una visita al precioso Museo de Artes Decorativas de Madrid (calle Montalbán 12)

Vitrina de cerámica de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo


 La cerámica y los pintores fauvistas

Y por último, como coincidencia y curiosidad, precisamente ayer visité en Mapfre-Recoletos  la luminosa exposición sobre los pintores fauvistas que, lamentablemente, termina este próximo domingo,

"Restaurante de la Machine en Bougival" de Vlaminck

 y en una pequeña sala me encontré con una sorpresa, al menos para mí, y es que, según oportuna cartela,
Entre 1906 y 1907, los fauves se dedicaron con pasión a la decoración de piezas de cerámica por iniciativa de Vollard que, fiel a su estrategia de promoción de obras de arte contemporáneo sobre soportes reproducibles, los puso en contacto con el ceramista André Metthey. En estas obras los fauvistas desarrollaron, con un sentido especificamente decorativo, los temas y estilos que dominaban su pintura de aquel período (...) Más de un centenar de estas piezas fueron expuestas en el Salon d´Automne de 1907. Pese a que la iniciativa no tuvo el éxito comercial esperado, estimuló la renovacion de la cerámica como soporte artístico y abrió un diálogo entre ceramistas y pintores que se intensificaría a lo largo del siglo XX.

"Mujer acodada" de Jaen Puy, 1906 (16 azulejos)

El jarrón estrecho y alto  es de Derain de 1906 y el más grande de Vlaminck con decorado estilizado de aves y vegetales

El jarrón negro es de Vlaminck y el blanco de Matisse de 1907


Otros post de Talavera de la Reina de 2008 : sobre la cerámica
y sobre la ciudad


 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons