lunes, 16 de octubre de 2017

Galicia en llamas


A finales de septiembre hablaba aqui de Galicia y recordaba bellos momentos y bellos lugares... Hoy, a mediados de octubre, lo hago impactada por las imágenes de los fuegos que la abrasan por tantos sitios... y que ya han causado victimas mortales e infinito dolor y destrucción...Y lo más terrible no es que sólo sean las fuerzas desatadas de la Naturaleza las que lo están provocando, sino que la mano humana (¿?) está siendo la causante de muchos de ellos...
¿Que mentes locas o qué mentes compradas pueden ser capaces de prender la llama a sabiendas del horror que van a provocar?

Tenía preparado otro post a raiz de mi visita a la exposición que sobre Castelao ha presentado la Real Academia de San Fernando, y una reciente información sobre el Faro o Torre de Hércules en La Coruña...pero lo dejo para otro momento.

Ahora sólo cabe solidarizarse con los que sufren esta tragedia...  




viernes, 6 de octubre de 2017

Los jardines de la Alhambra y Santiago Rusiñol


En el último Babelia he leido la reseña de un libro que me ha llamado la atención, se llama:  "Pequeños paraísos. El espiritu de los jardines" de Mario Satz  que, entre otras cosas interesantes, nos dice que los jardines son espacios físicos y metáfóricos ... y nos conduce por su historia. Recorre el jardín chino y el japonés, el persa, el hindú, la memoria de los jardines colgantes de Babilonia... se recrea en las rosas, los matices del verde, el rumor del agua, el ruido de las cigarras...

Jardines del Generalife en la Alhambra

Efectivamente los jardines son algo que nos reconforta y serena, que nos alegra o nos inunda de dulce melancolía...
Muchos jardines hemos visitado a lo largo de los años en este blog, pero ahora quiero recordar unos tan maravillosos como los del Generalife de la Alhambra de Granada que tanto enamoraron, por ejemplo, a Santiago Rusiñol.

Jardines del Generalife en la Alhambra


 Polifacético y extrovertido artista catalán (nacido en  1861 en Barcelona y fallecido en Aranjuez en 1931) conoció en París en 1890 a Ignacio Zuloaga y con él  descubre la figura del Greco adquiriendo dos cuadros suyos: La Magdalena y San Pedro, que fueron llevados triunfalmente por las calles de Sitges hasta ser depositados en la casa (actual Museo "Cau Ferrat") de Rusiñol en esta villa.  


Jardines del Generalife en la Alhambra

 Después llegó a Granada, en 1895, y se enamoró de ella al contemplarla de noche, a la luz de la luna y descubrir la Alhambra bajo la lluvia ”cómo si llorara sus desventuras”. Empezó a describirla con su pluma y a pintarla con sus pinceles: “Cuando cae la tarde en el Generalife delante de la tela y de la caja de colores, no siento pasar las horas”, escribía a un amigo. No quería marcharse. Cuando no tuvo más remedio que hacerlo, volvió a escribir: “Desde que me fuí de Granada no tengo otra idea que volver a ella”. Regresaba siempre que podía.

 
Casa de Falla en Granada

   En Granada pasó ratos felicísimos en la Taberna del Polinario, como se conocía a la Taberna de Don Antonio Barrios, el entrañable y culto tabernero, padre del guitarrista y compositor Angel Barrios, situada en la calle Real, en el corazón de la Alhambra. Allí, rodeado de amigos como Falla, Zuloaga y Lorca, degustaba el sabroso jamón de las Alpujarras con el rico vinillo de la tierra, mientras las campanillas, las madreselvas y la yedra daban frescor al pequeño patio, y el rumor de la fuente (que cuando había recitales de guitarra amordazaban con una toalla) les acompañaba... La conversación, la guitarra, y la amistad, fueron la esencia de aquellas inolvidables tertulias.


Oir Noches en los Jardines de España, en la Patio de los Arrayanes de las Alhambra, en los Festivales de Música y Danza de Granada,  es una experiencia única, que no se olvida.

 Con Manuel de Falla (Cádiz 1876-1946, Alta Gracia, Argentina) le unió una especial amistad hasta el punto de que en el piano de su casa en Sitges (la citada Cau Ferrat) terminó el Maestro de componer su inmortal “Noches en los jardines de España”... La obra describe 3 jardines:

    El del Generalife (Palacio de la Alhambra)
    Danza lejana (este segundo jardín no es identificable)
    y Jardines de la Sierra de Córdoba.




Jardines del Generalife en la Alhambra

 Por eso Santiago Rusiñol, que se autotitulaba como el más flamenco catalán de todos los tiempos, fue de los primeros que respondió a su convocatoria para el Concurso de Cante Jondo en Granada en 1922 y allí llegó, con Ignacio Zuloaga en el “Rápido del Sur”, la noche del 30 de Mayo, para colaborar al triunfo de aquel memorable acontecimiento. 

 
Jardines del Generalife en la Alhambra


Cuando llegó el momento, y en el silencio de la noche granadina, sólo interrumpido por la campana de la Vela y el canto de un cuco (al que según Santiago Rusiñol, habría que haber dado un premio) sonaron las memorables guitarras de Montoya, Manuel Cuéllar y el Niño de Huelva a las que se unieron unas voces únicas, la emoción llegó a lo más profundo del alma de las cuatro mil personas allí reunidas. 




el Generalife lleno de rosas arropadas por los verdes setos y los rientes surtidores... es inolvidable.



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons



miércoles, 27 de septiembre de 2017

Galicia, lugares inolvidables



 He leído en El País del pasado domingo un artículo sobre el Puente de Rande en Pontevedra (cruzando la ría de Vigo) , que  cuando se construyó en 1977 fue el puente atirantado más largo del mundo. Ahora vuelve a ser noticia por ser el primero de sus características que se somete a una ampliación de su capacidad para aumentar sus carriles de cuatro a seis, lo que supone un hito en la historia de la ingeniería civil. Se quiere inaugurar a finales de este año.

 Esta noticia me ha hecho recordar un precioso recorrido por Galicia, procedentes de Portugal, cuando atravesamos el gran puente sobre el ancho Miño


y visitamos tantos y tanto sitios maravilosos.


Como la Basílica de Santa María la Mayor en el casco antiguo de Pontevedra...Su construcción se debe al encargo realizado por el Gremio de Mareantes, que fue tan importante y el más antiguo de España y que hoy día aún subsiste como la entidad civil más antigua de Pontevedra.

 La fachada  principal, orientada a oeste, con una amplia escalinata para acceder a ella, tiene  forma de retablo, con tres cuerpos abundantemente decorados, obra del maestro Cornielis de Holanda y Juan Noble, y datada en 1541. Era la primera que veían los marineros y pescadores cuando llegaban al puerto.


 En la parte superior a la puerta se puede contemplar un relieve de la dormición de la Santísima Virgen; y por encima de él medallones en forma de conchas de vieiras, y San Pedro y San Pablo sobre ellas, así como esculturas de santos, personajes bíblicos e incluso históricos, como Cristóbal Colón y Hernán Cortés, a cada lado del rosetón. Todo lo corona  un Calvario y por último la crestería típica del estilo manuelino portugués.


Seguimos viaje y nos detenemos ante las impresionantes vistas sobre Panjón y sus playas


Vista Panorámica de Panxón, con las playas de Praia América y Praia de Panxón
Foto obtenida en Wikipedia
donde vive el recuerdo de aquella mujer que tanto amó esta tierra a la que dedicó sus mejores versos: Rosalía de Castro (Santiago de Compostela 1837-1885 Padrón)



Ella pasó sus últimos años en la "Casa da Matanza" (Padrón), donde falleció en 1885, con cuarenta y ocho años.  Según dicen, se sentaba en el bello jardín en este mismo lugar, a leer... Es emocionante sentarse, al menos un momento, en el mismo lugar para leerla y evocarla.




 Un año antes de su muerte, Rosalía publicó el que resultó ser su último libro de poemas, titulado "En las orillas del Sar", el río que pasa por Padrón. 

Subimos a Monteferro, un montículo rodeado de mar, y en lo alto encontramos este monumento, construído en 1903 por el arquitecto vigués Manuel Gómez Román (Vigo, 1876-Vigo,1964) en homenaje a la Marina Universal.



Es un gran monolito de granito de 25 metros de altura con cuatro coronas de bronce, y una escultura de la Virgen del Carmen, patrona de los navegantes, a sus pies. 

 

 Monteferro es un lugar de una gran belleza, con unas espectaculares vistas de la bocana de la Ría de Bayona, así como de las Islas Estelas y de las Cíes. Un Parque Natural que, actualmente y desde hace tiempo, los vecinos de la zona llevan pidiendo que sea incluido dentro del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, al que pertenecen las islas gallegas  de Ons, Cíes, Sálvora y Cortegada... y que por tanto debería ser muy protegido y cuidado como un verdadero tesoro...

Playas de las Islas Cíes
 Algo que este verano hemos tenido ocasión de ver en televisión como es completamente ignorado, por el abuso desproporcionado (y consentido) de las empresas que trasladan masivamente a los visitantes y que están deteriorando esa Naturaleza tan privilegiada...


Como contraste muestro aquí las fotografías que conservo de nuestro paso por las Islas Cíes en la década de los 90, un luminoso mes de julio.





 Una bellísima Galicia siempre inolvidable

 Otras entradas de Galicia: 

http://rutastranquilas.blogspot.com.es/2017/03/la-ribera-sacra.html
http://rutastranquilas.blogspot.com.es/2017/04/la-ribera-sacra-2.html

http://rutastranquilas.blogspot.com.es/2013/12/el-portico-de-la-gloria.html

http://rutastranquilas.blogspot.com.es/2013/11/patrimonio-de-la-humanidad-2.html

http://rutastranquilas.blogspot.com.es/2008/04/de-viaje-por-galicia-santiago-de.html


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons








miércoles, 20 de septiembre de 2017

México querido

MÉXICO QUERIDO

Hace años que visito México y he ido conociendo poco a poco su historia, sus monumentos, sus paisajes... Y todos mis viajes los he ido reflejando en este blog viajero, porque amo México.

Por eso hoy siento de forma especial y de todo corazón  el terrible temblor que nos estremece a todos y te quedas sin palabras al leer las noticias y ver las fotografías de la tragedia.

Oaxaca, Morelos, Puebla, Ciudad de México...donde tan buenos momentos he pasado, donde tanta belleza y arte he admirado cada vez que os visito, y tan buena gente conozco... sólo quiero deciros que siento profundamente tanto dolor...




sábado, 16 de septiembre de 2017

La Alpujarra granadina



Pampaneira
  Siempre recordaré un lejano recorrido de tres dias, en un luminoso mes de septiembre, por la Alpujarra granadina, camino de la costa. Desde luego Granada es una provincia privilegiada, pues en un pis-pas se pasa del pueblo más alto de España (Trévelez) a las tropicales playas granadinas de Salobreña y Almuñecar.

Pampaneira
Entramos desde Lanjarón en el corazón de las Alpujarras por el barranco de Poqueira y el primer pueblo que nos encontramos es Pampaneira.. Un pueblo todo blanco y lleno de paz y del colorido que le prestan las jarapas que cuelgan en su linda placita. 

Pampaneira.
 Visitamos allí un Centro de la Naturaleza lleno de paneles explicativos, en uno de los cuales se enumeran los personajes que viajaron por España y admiraron y mostraron La Alpujarra,  como Theófilo Gautier (Francia 1811-1872)   Gustave Doré (Francia, 1832 – 1883) y Pedro Antonio de Alarcón (Guadalix 1833-Madrid 1891)

LA ALPUJARRA. por Pedro Antonio de Alarcón. Sexta edición. Madrid. Sucesores de Rivadeneyra (S.A:), Paseo de San Vicente, núm. 20.  1919

Entre mis "tesoros" familiares, junto con fotografías y postales antiguas, están las obras completas de Pedro Antonio de Alarcón... y entre ellas la titulada "La Alpujarra",  fruto de un viaje por la zona que emprendió junto a un grupo de amigos en 1872, del 19 al 30 de marzo... Cuando - como dice en el epílogo - reinaba en España Amadeo de Saboya...

Las características chimeneas sobre los planos tejados: "Penachos de colores las columnas de humo de los hogares" dejó dicho Alarcón
  Una verdadera delicia leer sus descripciones de todo lo que va viendo, mezclando el presente con la historia antigua, con la belleza del paisaje, la dureza del camino, los personajes que van conociendo, la característica arquitectura, la gastronomía, los oficios de sus habitantes... 

 En noviembre de 2014 se ha  registrado la propuesta de documentación de la candidatura de inclusión de la Alpujarra en la lista del Patrimonio Mundial en España, según el proceso establecido para la inscripción de un bien en este reconocimiento de la Unesco. Es un proceso largo y tardará en materializarse...pero ya está iniciado. 

En esta línea, para la puesta en marcha de la candidatura, la Diputación Provincial y la Universidad de Granada publicaron una nueva edición de este libro de Pedro Antonio de Alarcón, a cargo de Eladia Raya, profesora de Literatura Española en el Queensborough Community College de Nueva York.

Y no hay que olvidar a otro viajero, ya en el XX, enamorado de La Alpujarra: Gerald Brenan (1894, Sliema, Malta - 1987, Alhaurín el Grande,Málaga) que llegó a España en 1919 y durante 14 años vivió en Yegen otro pueblecito alpujarreño, muy cercano al límite con Almería y que describe en un libro titulado "Al Sur de Granada" que es un encanto leer. 






(También en 1984 se publicó su libro "El laberinto español", yo diría que un libro imprescindible para entender mejor nuestra propia historia)





Y sigo con mi viaje y con tantos buenos momentos que viví


Pampaneira
 Tras comer en Bubión el famoso plato alpujarreño, consistente en patatas a lo pobre, huevo frito, chorizo y morcilla... y dar después, lógicamente, un buen paseo, 

 
Bubión


Bubión y Pampaneira en el Barranco de Poqueira

  seguimos hacia Capileira, el pueblo más cercano al Pico del Veleta, la cuarta cumbre más alta de España, con su altitud de 3395,68 m sobre el nivel del mar ... 

Una tarjeta nos muestra como es el paisaje cuando hay nieve en las cumbres...
En Capileira es donde se ubica desde 1972 el  Museo Alpujarreño de Artes y Costumbres Populares Pedro Antonio de Alarcón.

que desgracidamente no pudimos visitar pues sólo abrian por las mañanas...Así que de momento nos conformamos con una postal y la esperanza de volver... algo que, desgraciadamente, aún no ha sucedido. 



Camino ya de Trevélez, vemos un letrero que señala "La fuente Agria" que nos habían recomendado visitar ... Pero la sequía había hecho estragos y en lo que era una gruta con una pequeña cascada por la que cae agua roja por su gran contenido en hierro.... sólo cae un hilito de agua, y el encanto ha desaparecido de momento...

 Y así llegamos a Trevélez, el pueblo más alto de España y tan conocido por sus buenos jamones. Es un pueblo muy grande, como si fueran tres pueblos juntos y los denominan barrio alto, medio y bajo.





 Nos alojamos en un Hotel, en el barrio medio, que no se puede llegar hasta él en coche, lo cual ya es una garantia de paz, pero lo verdaderamente notable es la habitación 205 ("¡la mejor!", nos dice orgullosamente la jovencita que nos atiende) que está en la terraza superior, con una ventana llena de paisaje, un balcón a las calles blancas que suben al barrio alto, y toda la terraza a su disposición ¡vaya lugar!... 





Lo primero que hacemos, tras disfrutar de las vistas,  es ir a ver el barrio alto...¡qué cuestecitas!... pero merece la pena, llegar hasta lo más alto, donde una lápida recuerda que allí parte, desde 1912,  la Romería de la Virgen de las Nieves (el 5 de Agosto)  en la que los vecinos de Trevélez y de toda la comarca alpujarreña suben a la cima del Mulhacén, donde se oficia una misa de romeros a las 12:00 h de cada 5 de agosto. El Mulhacén, con una altitud de 3.478,6 msnm, es el pico más alto de la península ibérica y el segundo de España tras el Teide, de 3.718 msnm. 

Tras conocer los tres barrios, una buena cena, otro buen paseo bajo las estrellas...Un precioso amanecer bien disfrutado desde una encantadora "habitación con vistas", un tranquilo desayuno, otro paseíto, algunas compras...y partimos hacia la costa...a comer en la playa de Salobreña y pasear la tarde por la de Almuñecar... 



Almuñecar desde "La Punta de la Mona" y sobre "Marina del Este"... Abajo la playa de "La Herradura" desde "La Punta La Mona"


 

Y aquí, en Almuñecar, fue donde desembarcó, en agosto del 775, un joven de 20 años llamado Abd al-Rahman, hijo de un príncipe Omeya y de una esclava bereber. Llegó a esta costa tras cinco largos años de extenuante huída, desde la lejana Siria, donde los abbasíes, que querían restaurar "la pureza del Islam" corrompido, según ellos, por los Omeyas de la dinastía reinante, exterminaron a todos con suma crueldad...a todos menos a él...


 
 Abderramán I nos recibe de día y nos despide de noche  desde su monumento en la playa de San Cristobal de Almuñecar, al pie del Peñón del Cristo... Allí leemos sus nostálgicas palabras:
 "¡Oh palmera, tú eres como yo extranjera en occidente, alejada de tu patria...!"


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons





jueves, 31 de agosto de 2017

Los Ancares, una belleza escondida




 Los Ancares leoneses son un lugar de gran belleza paisajística, pero también tienen un alto interés histórico y etnológico. Un lugar emblemático dentro de los propios Ancares es Campo del Agua...Se trata de un conjunto de Pallozas que forman un poblado que aún es utilizado por los habitantes de Aira da Pedra como lugar de pasto de verano para el ganado...Aquí el silencio sólo es roto por el cantar incesante del agua...

 

 En uno de mis múltiples viajes de hace unos años por las preciosas tierras de León, llegamos una luminosa tarde de junio  desde Astorga hasta Vega de Espinareda y, tras dejar todo en un acogedor hotel, emprendimos un bonito paseo, por el  puente románico sobre el río Cúa, y luego junto a las piscinas que han aprovechado el río...

 

 hasta llegar al  Mesón del Molino que nos conquista para siempre con su praderita y su cascada tan rumorosa.





Otro puente al otro lado de las piscinas, nos conduce al monte donde está el que debió ser muy importante, y ahora abandonado, Monasterio de San Andrés, pero que aún sirve de albergue de verano para niños. 



Para conocer parte de la Sierra de los Ancares empezamos al siguiente día por el pueblo de Fontoria paseando entre las  pequeñas huertas cercadas de lajas. 


 y  paseos tranquilos con la nostalgia de sus casas abandonadas




 Desde aquí, por el puerto Lumeras, vamos al pueblo de su nombre y luego al de Sorbeira, donde hay un Centro de Turismo Rural junto al río Candín. 


Paseamos Villasumil donde hay muchos cerezos y atravesando el río Ancares  vamos hacia Espinareda de Ancares donde una mujer nos ofrece enseñarnos la Iglesia, de San Martín. Dentro nos muestra una entrañable Virgen Dolorosa y nos dice que la trajo su abuelo desde Santiago de Compostela a lomos de una caballería...
 

Por Candín y por Pereda y Tejedo de Ancares llegamos al Puerto de Ancares, con una altitud de 1648 m. y andando unos metros llegamos al fantástico mirador desde donde se contempla la grandiosa visión del hondo valle con el solitario - y hasta hace muy poco aislado - pueblo de Balouta.







 Precisamente el artículo sobre este pueblo aparecido en el nº 42 de la revista "Viajar" fue el que nos animó a conocer toda esta zona

  Después de admirarlo desde arriba, iniciamos en el coche un majestuoso y lento descenso que nos conduce hasta él y, sin pensarlo más entramos directos a comer en un Hostal acogedor, donde nos ofrecen un caldo de berzas delicioso, unos filetes con patatas y unos buenos postres...lo que es muy de agradecer en un lugar tan aislado.






Ya bien comidos paseamos el pueblo y tenemos la suerte de encontrarnos con un amable vecino que se ofrece a enseñarnos su palloza que nos dice es "totalmente auténtica".


 

 Las pallozas son viviendas redondas, con paredes de piedra y los tejados de paja... Su origen enlaza con un indudable pasado celta. Las pallozas de Campo del Agua fueron declaradas por la Junta de Castilla y León Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de conjunto etnológico. Algunas se elevan sobre el terreno como los hórreos.



 Aquí convivían completamente las personas y los animales que eran fundamentales para la subsistencia y el transporte.

Las casas más tradicionales solian tener una "solana", el lugar donde daba el sol, un lugar resguardado de los fríos... a la que se accedía por empinada escalera.



Piornedo es un pueblo ya en Lugo, pero que pertenece plenamente a Los Ancares y tiene muchas y muy cuidadas pallozas... 
 

 Fue un recorrido precioso...no es un lugar Los Ancares del que se hable mucho, no sé si seguirá tan apacible, y si se mantendrán cuidadas y protegidas estas arquitecturas rurales tan primitivas y tan racionales para el entorno...
 Es un lugar al que me encantaría volver...




Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons